UNA SOLA TORAH
Todo el material como fotos y texto con derecho de autor.
logo

INTRODUCCION AL SHABAT

INTRODUCCION AL SHABAT

«Acuerdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para YAHWEH tu Elohim; no hagas en él trabajo alguno, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sirviente, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo YAHWEH los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, YAHWEH bendijo el día de reposo y lo santificó/apartó.

La primera mención y observancia del shabbat registrada en toda la Torah esta en:
Bereshit /Genesis 2:2-3,
«Y terminó Elohim en el séptimo día Su obra que había hecho, y cesó en el séptimo día de toda Su labor que hizo. Y bendijo Elohim el día séptimo y lo santificó (apartó), porque en el cesó (descansó) Elohim de toda la obra creativa que Elohim había hecho.»
El bendijo y consagró el día septimo.

Nada que pudiera hacer el hombre jamás podría borrar esa bendición del día séptimo, excepto desobedecer el mandamiento que se refiere al día que Nuestro Amadisimo Aba Yahweh declaró kodesh (santo) el séptimo día, lo separó aparte de los demás días para un uso y un propósito especial relacionado con “EL” y con sus hijos.

Mientras más obedecemos a Nuestro Abba Yahweh y mientras más continuamos fieles al ejemplo de Nuestro Adón y Salvador. Único Pastor por Excelencia, YAHSHUA Ha Mashíaj, MAS DIRIGE EL NUESTROS PENSAMIENTOS—según se nos instruye en el Libro de los Proverbios, 16:3. Para ninguno de nosotros los que nos esforzamos en buscar y mantenernos en la senda correcta, no es ningún misterio que la OBEDIENCIA trae consigo multitud de bendiciones, y que la DESOBEDIENCIA acarrea todo lo contrario!

Amados del Pueblo Fiel del Yisrael de Yahweh, nosotros los que anhelamos ser fieles al llamado que hemos recibido de Nuestro Padre Santo, procuremos obedecer fielmente los mandamientos, grandes y pequeños, voluntariamente y con gozo enorme según se nos ha ido revelando a lo largo de nuestro valiosísimo llamado. Arrepintamonos y continuemos haciéndolo con absoluta sinceridad cada vez que nos equivoquemos—bien sea habiendonos salido de la senda, o tardándonos en responder en obediencia. Tan errado es un proceder como el otro, y ambos merecen la pena de hacer un genuino teshuváh (arrepentimiento).

Nuestra obediencia es raíz y también es consecuencia de nuestro inmenso amor y adoración a Yahweh. Despues de todo “EL” nos tiene inmesurable amor y compasión, los cuales utiliza a nuestro favor cuando nos arrepentimos para perdonarnos prontamente. Por este motivo, nuestra obediencia a Su Toráh-Ley es para AGRADARLE y SERLE ACEPTOS a EL, y no a ningún ser humano.

Los mandatos del Shabbat se nos dan en la Escritura Santa; La Torah. directamente por Nuestro Padre Yahweh. Inicialmente, y tras algunos lamentables alti-bajos, los preceptos del shabat fueron obedecidos por el Pueblo antiguo de Yisrael. Posteriormente, fueron claramente obedecidos de manera ejemplar en sentido literal y espiritual por Nuestro Salvador Yahshua Ha Mashiaj, para instruírnos con toda claridad respecto a los elementos en torno a cómo guardar este maravilloso día., con el cual Nuestro Creador y Amo concluye la semana.

El Shabat es uno de los Mandamientos originales que le fueron entregados a nuestro Patriárca Moshe (Moisés) en el Monte Sinaí tras haber salido de Egipto—como fundamento esencial de la fé para todo el Pueblo de Yisrael. Estos mandatos o «mitzvot»( mandamientos) le fueron entregados por mano de YAHWEH. para que Moshe se los diera al Pueblo de Yisrael— tras casi 400 años de haber olvidado la Ley que les había sido pasada anteriormente de generación en generación a través de los patriarcas Adam, Noe, Abrahjám, Isaac, Yaacov y todos los demás fieles.

En Egipto, donde nuestros ancestros estuvieron obligados a trabajar como esclavos por tantas generaciones; TODO ELLO POR CAUSA DEL PECADO POR HABER DESPRECIADO LA TIERRA QUE NUESTRO ELOHIM YAHWEH LES HABIA OTORGADO., “ LA TIERRA DE YISRA’EL “

PREFIRIENDO LA SEGURIDAD Y PROSPERIDAD QUE APARENTEMENTE LES DABA EGIPTO. A RAIZ DE ESTA DECISIÓN ERRADA LES FUE IMPOSIBLE CONTINUAR GUARDANDO EL SHABAT, Y COMO RESULTADO HABIAN CORROMPÍDO SU FE.
Pero ahora Nuestro Creador YAHWEH estaba sacando de allí «con mano fuerte» mediante Su Ley Perfecta y Kodesh( santa) para purgarlos, refinarlos y purificarlos nuevamente a lo largo del desierto. Una vez más, ¡YAHWEH quería llevar a Su Pueblo a un estado kodesh (santo/apartado)!

Mediante aquel éxodo y viaje depurativo original, tras el cual el Pueblo de Israel antiguo sería restaurado a una tierra prometida terrenal cuando llegara a su destino (como «copia y sombra» de una futura mayor restauración), Nuestro Padre nos muestra un ejemplo paralelo de lo que debemos hacer nosotros hoy, en nuestra época.
Nuestro bendito creador nos muestra por medio de su bendita palabra que debemos de salir de los Egiptos y Babilonias modernos en nuestro proceso de purificación y restauración.

No perdamos de vista jamás—ni por un minuto—¡que ese Pueblo de Yisrael somos NOSOTROS actualmente, ajim (hermanos) míos!
Ese «Yisrael» actual somos NOSOTROS, queridos hermanos—pero solamente lo es aquel que ha sido verdaderamente llamado por Yahweh y lo quiera creer… Esto es algo que tenemos que tener MUY PRESENTE en nuestras vidas. Véanlo como si no hubiera diferencia entre aquellos del Yisrael Antiguo y nosotros hoy. Porque realmente no la hay.
Nosotros somos seres humanos como ellos, e incluso muchos de nosotros somos sus descendientes físicos. Hoy en la actualidad, los destinatarios de todas aquellas antiguas promesas somos nosotros. Aquellos israelitas se corrompieron en Egipto y tuvieron que salir de allí.
Y nosotros igualmente hemos estamos viviendo y trabajando como esclavos bajo el corrupto sistema socio-político-económico-religioso de Ha Satán en esta presente y moderna «Babilonia» de la cual estamos llamados por Yahweh a salir.
Debemos de entender que las leyes del gobierno de YAHWEH.
“ LA TORAH/ LA BIBLIA “
Nos han sido dadas con el fin de santificarnos, apartarnos y purificarnos de todo tipo de contaminación., para que andemos en esas leyes perfectas y santas durante nuestra presente jornada por el desierto figurado que representa el Camino trazado por Yahushua Ha Mashiaj.

Tenemos que aprender a esforzarnos CADA DIA MAS para conocer Su Voluntad agradable y perfecta y rendirnos incondicionalmente a ella—si es que realmente deseamos ser guiados por “El” hasta la meta que nos tiene destinada en su Plan Maestro.
Ya que sabemos todo eso, ahora nos toca saber con toda certeza cuales cosas, exactamente, son las que requiere Nuestro Padre Yahweh de nosotros, para considerarnos kodesh(apartados para “EL”). Estos requisitos están consignados a lo largo de toda la Torah. Todo lo que ocurrió con el antiguo Yisrael mencionado en las páginas de la Torah, podemos tomarlo como ejemplo para nosotros hoy.

Ya se supone que hayamos emprendido la marcha fuera de alli en sentido espiritual y físico, o que nos encontremos arduamente trabajando en ello. Les hablo según nos habla Yahweh a TODO SU PUEBLO, hermanos míos. O sea, a los descendientes de las diez tribus en la dispersión incluyendo sus adoptados, así como a la Casa de Judah también dispersa, pues » ya no hay ni griego ni judío ni gentil » estando todos bajo la cobertura de la sangre de Yahshua Ha Mashíaj.

Este mensaje, va dirigido a los de la estirpe de “la Mujer” que dio a luz al varón y huyó al desierto.» Nuestro Padre ordena a Su Pueblo Kodesh (apartado) a salir del lugar profano donde se encuentra y que El llama «Babilonia,»
por lo tanto, esto significa que el Pueblo SE HALLA METIDO EN BABILONIA; ¡o de lo contrario no nos estuviera ordenando que saliéramos de allí ! Yahweh no miente, queridos míos, puesto que » toda Su Palabra es verdad,» y si Él dice en Su Bendita Palabra que tenemos que SALIR DE BABILONIA, ¡es que de una forma u otra El sabe que estamos metidos allí!

A TODOS los que creemos que Yahushua Ha Mashiaj es Su Hijo y que hay que guardar todos Sus mandamientos. Él nos llama «Pueblo Mio» o «Kejilah de los Kodeshim ( Santos);» aunque no necesariamente todos hayamos calificado ni hayamos sido » escogidos» aun. Primeramente hay que ser «hallados fieles», amados míos—como leemos en Revelación. Más adelante, al abrir los Libros en el Día del Juicio, Nuestro Adorado Abba Yahweh recompensará al que anduvo en vida recta y condenará al que no lo hizo. Nos juzgará a cada uno según nuestras obras, o acciones.
Mientras llega ese día, todos tenemos el mismo llamado, que es a kadushá (santidad); las mismas promesas y los mismos pactos que tuvieron nuestros antepasados a nuestro alcance, ¡aunque ahora hay un pacto aun mayor!—y permaneceremos en ellos mientras no los quebrantemos por rebeldía o con desobediencia por andar buscando nuestros propios intereses o dejándonos seducir por falsos maestros y sus doctrinas heréticas.

Los rebeldes, los inconformes, los inconstantes, los quejumbrosos, los que todo le cuestionan a Yahweh Sus Leyes Perfectas.
TODOS ESOS serán echados fuera, amados hermanos y hermanas, serán echados fuera del Pueblo—¡al igual que les sucedió a los malos que en el desierto contendían en aquellos días con Yahweh o con Su representante, el Siervo Fiel Moshe! Ninguno de aquellos rebeldes, incrédulos o de dura cerviz, entró a la Tierra Prometida, por más que Moshe intercedió a su favor.
Como dijo el Rey David Salmo 95

«Si oís hoy Su voz …
Nuestro Aba YAHWEH nos dice:
No endurezcáis vuestro corazón, como en el desierto donde me tentaron vuestros padres, me pusieron a prueba y vieron mis acciones. Cuarenta años estuve disgustado con la nación, y dije:
«Es pueblo que divaga de corazón y no han guardado mis caminos».

Por tanto, juré en mi ira que no entrarían en mi reposo»

Yahweh juró que no entrarían en Su reposo; en la tierra que les había prometido.

Amados hermanos y hermanas, Nuestro Padre es Bueno, Justo y Santo y no cambia. Es el mismo «ayer y hoy y siempre.» “EL” obrara contra los impíos o duros de corazón, tal como hizo en el desierto; también actúa a favor de los que cumplen con los Pactos y leyes, y les recompensa con las promesas que nos ha ofrecido a los que le seamos fieles.

¿Quien fue el mejor ejemplo para nosotros de como guardar el shabat?
¡Yahshua Nuestro Mesías!. El sabía exactamente lo que estaba permitido o no, hacer en shabat, ¡y cual era y es el propósito real del Shabat de Yahweh!

A continuación comenzaremos a analizar lo que nos revela la Torah acerca de como guardar este día tan importante, de parte de la misma Torah «Hecha Carne,» queridos hermanos míos! Ya vimos al comenzar este tema, que sin obedecer el mandamiento del shabat, ¡no entraríamos en la Yahrushalayim Celestial ni tendríamos derecho al árbol de la vida! En otras palabras, ¡no obtendremos la vida eterna ni estaremos en el Reino futuro de YAHWEH! Estas son palabras muy fuertes que nos revela Nuestro Amado Padre, queridos hermanos, y más vale que las escuchemos muy cuidadosamente y las pongamos por obra…o de lo contrario estaríamos andando en una fe falsa o muerta!

De manera que sin guardar la Ley tal y como se nos manda: según nos fue dada en un principio, y como fue MAGNIFICADA más tarde por Yahshua.
¡es IMPOSIBLE TENER AMOR por Nuestro Padre ni por el prójimo, ni estar en santidad!

Si, mis queridos hermanos fieles a Yahshua, nuestro Padre Bueno Yahweh nos dá el derecho de LIBRE DECISION o «albedrío» tal y como siempre se lo ha dado a la raza humana —y sobre todo a Su Pueblo «Llamado y Escogido.» Mediante escoger voluntariamente la obediencia, El desea forjar en nosotros Su carácter perfecto y santo, para de esta forma culminar Su obra en nosotros cuando entremos al Reino. No podemos decir que amamos a nuestro prójimo o hermano si le robamos, si le odiamos, si le asesinamos o codiciamos sus pertenencias, si le mentimos, difamamos, calumniamos o engañamos, si le ponemos tropiezo para que no alcance su salvación, ¿…o si?

Tampoco podemos decir que amamos a Nuestro Adorado Padre santo si rehusamos obedecer Su instrucción y guía dada a nosotros en Sus mandamientos, para que no tengamos ídolos de ninguna clase, no pensemos en ellos ni les dediquemos nuestro tiempo, y para que tampoco rompamos su santa convocación semanal que “El”
ha concertado con nosotros. Su bendito SHABAT SEMANAL.

El Shabat es un período de tiempo apartado de 24 horas, apartado para ser dedicado a nuestra santidad individual personal y colectiva como futura esposa de Yahshua, y a hacer el bien a los ojos de Nuestro Padre. El shabbat es sobretodo un pacto perpetuo o señal entre Su Pueblo Kodesh y “El”. Pero…

¿…Quien es—nuevamente—ese actual Pueblo de los Kodeshim de Yisrael?

¿Quiénes son los que Nuestro Abba Yahweh ve con buenos ojos: los que guardan el shabbat… los que creen en el Mesias…?

Muchas personas guardan el Shabat, o dizque lo guardan…pero en esta serie de mensajes usted se dará cuenta de si lo guarda correctamente o no.

Si bien muchas religiones del mundo tienen a Yahushua. pero desgraciadamente no tienen la Torah con Su perfecta Ley;
OTROS (como los judíos inconvertidos en general)
¡tienen la Ley y no a Yah
shua el Mashiaj!

Pero la realidad a la luz de la Palabra Kodesh es que NADIE en este tiempo del fin— EXCEPTO EL PUEBLO DE YAHWEH REALMENTE LLAMADO por El—¡tienen a ambos la Torah «la Palabra escrita» y a Yahshua «la Palabra viviente» o
«hecha carne»! Y esto se debe a que El nos ha revelado, por Su bendita compasión, que Su Hijo Yahshua y la Torah son lo mismo desde toda la eternidad—de manera que para nosotros los verdaderos llamados e israelitas de Yahweh, es totalmente IMPOSIBLE andar en Yahshua Ha Mashiaj y a la vez andar fuera de la Torah, o vice-versa —¡como tradicionalmente e ignorantemente acostumbran hacer los cristianos efraynitas y judíos inconversos! Amados, la Torah es la Palabra de Yahweh impresa, y Yahshua Ja Mashiaj Es esa misma Palabra de Yahweh, pero encarnada y «cumplida» a la perfección .

Ahora bien, antes de continuar y entrar de lleno en este estudio, les quiero recordar que NO BASTA ser «llamados,» queridos míos. Las personas «llamadas» tienen que responder afirmativamente a su llamamiento., tener frutos dignos de arrepentimiento y obras., acciones.

Que YAHWEH les Bendiga, les Guarde y les de la Sabiduría necesaria para que no se desvien de su camino ni a derecha ni a izquierda

Shalom U’Braja / Paz y Bendiciones.

2 thoughts on “INTRODUCCION AL SHABAT”

  1. Shabbat Shalom booker Tov sabe me interesan sus temas están Excelentes y me gustaría aprender y si me pudiera compartir o que me instruyera para instruir a otros como lo puedo contactar

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.